viernes, octubre 30, 2009

Fábricas 3.0 contra la crisis

Los avances tecnológicos, la irrupción de países emergentes como China e India en el escenario económico mundial y la crisis financiera actual han acabado con la visión más tradicional de la economía y se imponen nuevos modos de afrontar el futuro.

Dos de los "gurús" más destacados en este campo, Alfons Cornella, fundador y presidente del portal web infonomia.com, y Antonella Bruglia, ex consejera de la agencia de publicidad Ogilvy & Mather y ex vicepresidenta de Saatchi & Saatchi, esbozaron ayer en Vigo los primeros trazos de cómo será la economía, cuáles serán sus problemas y dónde estarán las oportunidades.

Ante un numeroso público compuesto por directivos y empresarios que acudieron desde toda Galicia, ambos expertos presentaron diez claves que probablmente marcarán tendencia.

EKeynes vs Schumpeter. Los economistas actuales no se ponen de acuerdo a la hora de optar por una receta para salir de la crisis: la de Keynes, que apuesta por aplicar la capacidad movilizadora del Estado; o la de Schumpeter, que confía en la energía de los emprendedores. Cornella argumenta que, por separado, ni la una, ni la otra. La solución está en combinar ambos factores: el poder del Estado y el riesgo de los innovadores. "La observación de las políticas económicas de la presidencia de Obama será de vital interés en este sentido", apunta.
EEl futuro de la educación. Una buena formación es clave para el crecimiento y la recuperación económica. Broglia explica que no hay ni un solo niño igual a otro a la hora de aprender, por lo que augura que el sistema educativo del futuro será personalizado. La experta hace alusión a la teoría de Clayton Christensen, profesor en la Harvard Business School, según la cual, el estudiante tendrá éxito en la escuela en función de su grado de motivación intrínseca. Broglia explica que una de las tendencias de futuro en este segmento es la educación en el propio hogar.

E"Smart everything". Internet ha revolucionado, entre otras cosas, la manera de hacer la compra. En el Reino Unido, por ejemplo, un portal web permite elegir entre diferentes supermercados y productos a través de la red. Las innovaciones tecnológicas marcarán el futuro: autopistas inteligentes, casas domóticas. Un nicho de negocio relevante, según Cornella, será todo aquello relacionado con las simulaciones y los sistemas de predicción de comportamientos. "Todo lo que hemos hecho en el siglo X puede ser repensado, en términos de mayor inteligencia, ahora en el siglo XXI", apunta.

E"Outsourcing". China e India, y en el futuro África, acapararán no ya la mayoría de las fábricas mundiales (el fenómeno del outsourcing), sino también los centros de desarrollo. ¿Es esto el final de la industria de los países desarrollados? Broglia cree que no, y pone como ejemplo el caso del iPod de Apple. Ninguno de sus componentes, ni su diseño, ni su desarrollo se ha hecho en Estados Unidos. "Lo importante es tener la idea, y Steve Jobs la tuvo", explica.

ETecnologías disruptivas. Sobre la mesa ya se pueden ver innovaciones llamadas a cambiar el mundo. Nanorobots capaces de curar enfermedades, memorias 3D que multiplican por mil la capacidad de almacenaje, baterías líquidas… Cornella recomienda estar atentos a todos estos avances tecnológicos, que crearán tendencias de mercado. Destaca, sobre todo, el futuro de la energía solar, con proyectos como Desertec, que busca financiación y que pretende alimentar a toda Europa con la energía solar que se podría captar en una parte del Sahara.

EAgricultura urbana. ¿Habrá comida barata para todos? Antonella Broglia opina que no, y pone ejemplos de iniciativas que se están desarrollando por todo el mundo para poner remedio a esto. Esta experta subraya sobre todo la agricultura urbana: literalmente huertos cultivados en azoteas de empresas, jardines —"Michelle Obama cultiva sus propias hortalizas", dice— e incluso sótanos. Brooklyng y Tokio, a la cabeza en este tipo de cuestiones.

Eindustria 3.0. La industria, tal y como se conoce, está en crisis, y basta con echar un vistazo a los grandes fabricantes de automóviles para darse cuenta de ello. ¿Cuál es la solución? Según Cornella, un nuevo tipo de industria, que él denomina 3.0, inteligente, eficiente, innovadora y ágil. Pone como ejemplo a Rolls-Royce, que "no vende motores para aviones, sino horas de vuelo garantizadas".
E"Trickle up innovation" La crisis económica mundial ha cambiado los mercados y la estrategia de las empresas. Broglia pone ejemplos de firmas como Danone para explicar que aquellos productos diseñados para países pobres ahora tienen demanda en otros ricos. En el caso del fabricante francés de alimentos, la compañía había diseñado y producido yogures más pequeños y baratos para el mercado hindú, que al final también está comercializando en Europa por la crisis.

EModelos de negocio. Modelos de negocio. Alfons Cornella explica que es necesario reinventar los modelos de negocio tomando como base lo que le interesa al cliente. Pero, ¿cuándo es preciso ese cambio? Cornella pone como ejemplo el iPod, en el que un producto (el lector) y el servicio (acceso a música) quedan entrelazados de forma indisoluble.

EEl futuro es África. África se convertirá en uno de los agentes mundiales con mayor peso en la economía. Después de décadas de guerra, muchos países empiezan a mostrar crecimientos superiores al 7% anual, y este continente cuenta con una de las reservas minerales más importantes del globo. Broglia opina que la unión China-África revolucionará los mercados
Fuente: La Opinion de A Coruña