miércoles, septiembre 05, 2007

SciVee

La United States Public Library of Science, el National Science Foundation y el San Diego Supercomputer Centre han inaugurado un nuevo sitio web cuyo objetivo es permitir una difusión y una comprensión generalizada de la ciencia.

El nuevo sitio web, llamado "SciVee", permite a los científicos publicar las ponencias y presentaciones multimedia relativas a su trabajo. Asimismo, pueden unirse a grupos de usuarios en materia de ciencia e intercambiar opiniones con otros científicos de todo el mundo. De este modo, pueden recibir y devolver impresiones sobre su trabajo científico y también utilizar "SciVee" como una herramienta de conexión con otros investigadores de su campo.

El uso de este sitio web es gratuito, aunque de momento no está dirigido al público en general, sino al científico.

Fuente: IPR Helpdesk

El antes y ahora de la Vigilancia Tecnológica.......

es un interesante post que ha escrito Catuxa en su blog Deakialli.
Un post que me hace reflexionar (como casi todos los que escribe) sobre nuestro papel en la empresa privada.
En mi experiencia laboral he tenido la suerte de trabajar en casi todos los sitios en donde puede trabajar una persona de nuestro perfil. He trabajado en una biblioteca, en un archivo histórico, en un Centro de Investigación, en un Centro Tecnológico y en una empresa privada.....Sin duda y pese a la escasez de medios...me quedo con el trabajo en la empresa privada. No luce tanto dentro de la comunidad de Documentalistas, no dispones de tantos medios, tienes que justificar siempre tu puesto...una empresa privada tiene como único fin ganar dinero y tiene unas cuentas a final de año....Si hay alguien que no es rentable....pues ya sabemos como funciona esto.....Pero la contrapartida es la satisfacción del trabajo bien hecho...Ver como tu trabajo evoluciona de tal forma que al final se convierte en algo que genera reuniones, charlas y decisiones importantes...
Es complicado muchas veces el buscar las cosas...porque una empresa privada de un tamaño "normal" no va a pagar el precio de esas grandes BD (como las de Thompson) y es cuando se idean formas para lograr esa información al menor coste posible...Cruzando datos, buscando en diferentes sitios, escribiendo correos....llamando incluso por teléfono.....Y al final consigues esa información...la elaboras....la cotejas, haces un informe y la presentas. Que satisfacción....
De todas formas....pongamos los pies en el suelo. Pensar que en una empresa privada sólo te vas a dedicar unica y exclusivamente a tareas de documentación es un poco ingenuo. A veces tb hay que hacer trabajo más administrativo. Yo, por ejemplo, me dedico también a buscar toda la financiación pública posible a los proyectos que van surgiendo. Entiéndase con la palabra proyecto a todo lo que engloba, desde contratación de personal hasta compra de activos fijos.... Todo lo que sea susceptible de subvención ahí estoy yo para encontrarla. Y claro!!! para los puristas en la materia, esto ya nos es un trabajo de documentalista!!! Pero es que en la vida el trabajo perfecto no existe....porque trabajar en si...ya no es perfecto.

martes, septiembre 04, 2007

El Mito Perdido

Este es el aspecto que presentaba la plaza de Maria Pita ayer por la tarde...Aunque las fotos no son muy buenas, se ven el desorden de estas magníficas esculturas presidiendo la plaza del ayuntamiento y haciendo sombra a la estatua de Maria Pita.


El grupo escultórico El mito perdido, del alemán de origen polaco Igor Mitoraj, tiene la cualidad de deslumbrar por su grandiosidad y su aspecto de clasicismo resquebrajado.
Las esculturas de Igor Mitoraj nos remiten a un concepto de pasado clásico evocado por la magia de la pieza arqueológica, del fragmento escultórico en estado puro, a veces incompleto pero grandioso. Porque el artista imprime en cada una de sus obras ese valor omnipresente de la clasicidad. Su obra actual bebe de las horas pasadas ante los yesos clásicos en la Academia de Cracovia y de las visiones de piezas maestras de las épocas griega y romana, e incluso de los rostros del colosalismo precolombino. El resultado es una escultura nueva y actual varada en los principios acuñados por los siglo (Arte en la calle)