lunes, octubre 11, 2010

Ponga un documentalista en su vida; no se arrepentirá

¿Qué es lo que haces? Soy documentalista. Ah! Qué bien, haces documentales???
¿Porque los documentalistas nos empeñamos en reivindicar nuestro papel dentro de la Vigilancia?
Las facultades de Documentación no dan ninguna asignatura de este tipo. Las empresas no demandan un perfil como el nuestro. Y nosotros, ahí estamos, dale que dale reivindicando un papel que no está reconocido por nadie.
Y en este punto estoy. Intento reflexionar al respecto e intentar mirarlo desde todos los puntos de vista posibles, pero no logro formar una opinión desarrollada y fundamentada.
Sé que las empresas necesitan documentalistas. Podria enumerar bastantes razones por las que somos necesarios. Cada una de ellas podría ser rebatida con mayor o menor dificultad por un empresario. Porque un documentalista y no un ingeniero industrial, o un químico o un farmacéutico o un administrativo???
Como decía Marcos Ros: La búsqueda de empleo para los profesionales de la información no es sencilla teniendo presente el práctico desconocimiento que tiene la sociedad que tiene de nuestras funciones y posibilidades.
Pero es que nosotros no estamos haciendo prácticamente nada para solucionarlo. Las grandes asociaciones nos tienen en cuenta poco o nada.
Las facultades ni nos nombran…Somos una rara avis dentro del mundo de los Archivos y las bibliotecas. Y son ellos quizá los que sin quererlo nos están haciendo tanto daño.

Somos una evolución lógica. Nos desarrollamos paralelamente al crecimiento y desarrollo de internet.
Sin la necesidad de gestión de la marabunta de información que hoy en día llega a las empresa no tendríamos sentido.

Pero seguimos huérfanos…

No nos veo identificados ni en FESABID, ni en IWETEL, ni tampoco en el Bussiness Inteligent del que hablan algunos profesionales
Tenemos capacidad para Gestionar la información de una empresa (tanto interna como externa), sabemos realizar Informes de Vigilancia y respondemos perfectamente a las búsquedas de información puntual. Conocemos la riqueza de las patentes como fuente de información y las sabemos utilizar.
Conocemos el potencial de Internet, pero no somos ni informáticos, ni ingenieros, ni bibliotecarios.
Somos Documentalistas. Somos gestores de la INFORMACION. De todo tipo de información, aunque no seamos Doctores en bioquímica molecular avanazada…..
Que va!!! Aun encima somos de letras!!! Ahhhhh!!!! Que me dices??? De letras....vaya;·)

Y que vamos a hacer de nuestra vida? Nos manifestaremos delante de las facultades? Nos podremos en huelga de hambre?
O nos seguiremos rasgando las vestiduras entonando la canción de Es que el mundo me ha hecho asi, es que nadie me ha tratado con amor????

Creo que les importamos un pimiento, salvo honrosas excepciones,  a los profesores universitarios. Ellos viven en su mundo. Un mundo cerrado y cómodo.
Deberían preocuparse? Cuántos de ellos han pasado por la empresa privada? A ver...ummm, cuantas manos veo levantadas????? Ummmmmm pocas!?
El futuro de la profesión se está yendo por este camino. No hay bibliotecas para todos, no hay archivos históricos para todos…..Se nos escapará el tren?
De todas formas no es culpa de ellos, es decir, no sólo es culpa de ellos. Entono aquí el MEA CULPA……No hemos sido capaces de hacernos notar. Estamos separados, atomizados, como pequeños reinos de taifas….y no somos representativos. No contamos ni para unos ni para otros.
Señores y señoras empresarios y empresarias, contrate un documentalista. No le pesará. Somos organizados, versátiles, multipuesto, trabajamos por vocación.....
Ponga un documentalista en su vida….No se arrepentirá

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Raúl B. ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Ponga un documentalista en su vida; no se arrepent...":

Hola Lara,

Realmente lo que comentas es lo que pensamos otros (no sé si pocos o muchos, la verdad, pero alguien queda ahí) e intentamos reivindicar en el día a día.

Creo que existe un grupo de profesionales que nos hemos alejado del mundo de la documentación llamémosle "clásica", la de las reglas de catalogación, tesauros, opac's, cuadros de clasificación y demás y hemos entrado en un ámbito -bajo mi punto de vista- más atractivo, dinámico y que trabajado adecuadamente, con muchas posibilidades de promoción, como es el mundo de la empresa, sea dentro de ellas o ofreciéndoles servicios directamente.

Estamos en tierra de nadie, la verdad, hay que aceptarlo y luchar contra los escépticos de ambos bandos: contra los bibliotecarios y archiveros que ven eso de la vigilancia como algo exótico y lejano y contra los técnicos, ingenieros y demás que piensan que en Google lo encuentran todo y que el Excel es el no va más como "base de datos".

La Vigilancia e Inteligencia son procesos puramente informacionales. No es más que gestión de la información. Información, información, información... Gente de otros ámbitos ha plantado ya su bandera aquí. ¿Por qué no lo vamos a hacer nosotros? Y además con todas las de la ley! Mientras no se extiendan asignaturas en la universidad sobre vigilancia e inteligencia dentro de la Documentación como la que se imparte en la UOC, no se potencie la imágen desde los Colegios y Asociaciones profesionales (como sí hacen en Francia) y no nos lo creamos nosotros mismos seguiremos ahí, con debates estériles en un Iwetel en el que ya no nos identificamos. En medio de la nada.

Anónimo dijo...

Segunda parte del comentario:

Creo que cursos como el tuyo son imprescindibles para "evangelizar" al colectivo y que quizá mañana encontremos en España ofertas de empleo para bibliotecarios como ésta (http://bit.ly/dc0UcV), que ni en sueños encontraremos aquí en un corto/medio plazo.

Eso sí, tenemos que ir desarrollando una serie de competencias para trabajar en este ámbito. Por ejemplo:

- Mejorar en cuanto a conocimientos sobre TIC's. No sólo gestionar contenido sino crear portales y servicios a medida. Depender lo menos posible de informáticos. El open-source nos abre un mundo.
- Desarrollar conocimientos del sector en el que trabajemos (biomédico, farmacéutico, siderúrgico... El que sea.) y entender su funcionamiento: Dinámicas, áreas de crecimiento/decrecimiento, etc.
- Desarrollar un instinto analítico: Observar, entender y aportar un valor añadido, trabajando codo con codo con especialistas en la materia. Juntar las piezas del puzzle recibidas en diferentes momentos y sitios y crear un "dibujo" comprensible. Se acabó el tiempo de señalarle al usuario en qué estantería está el libro que busca o crear una bibliografía. Toca trabajar en equipo, crear contenido fresco y crear "Inteligencia". Información lista para tomar decisiones.
- Aprender a trabajar por proyectos y objetivos.
- Se acabaron los usuarios. Bienvenidos los usuarios/clientes.
- Orientación a resultados: Entender al cliente, maximizar la relación. Feedback.

Está es mi reflexión. Bienvenidos los que se suban al tren!

Marcos Ros dijo...

De acuerdo con lo que dices Lara, pero yo creo que son múltiples los factores:

1. A destacar, lo ya apuntado sobre las enseñanzas regladas. Es muy duro, es muy duro, que un estudiante en prácticas llegue a la empresa privada y no sepa cómo redactar una referencia bibliográfica o que no sepa que hay distintas formas de hacerlo, algo completamente esencial y básico, INCONCEDIBLE desde mi punto de vista. A partir de ahí, todas las deficiencias que queramos dentro de los planes de estudios. En cuanto a la UOC, realicé el módulo correspondiente de Auditoria de Información y Vigilancia Tecnológica (VT) y al finalizarlo sólo puedo decir que me sentí frustrado.

2. Actitud. En los entornos empresariales, los recursos económicos son escasos y la intuición y la innovación vitales. Vosotros lo sabéis (Raúl y tú) y sois conscientes de ello. Para realizar VT, no hace falta presupuesto desorbitado tan sólo conocer las herramientas y establecer conversaciones con las personas ya asentadas. El perfil es mucho más proactivo de lo que se enseña en las universidades o incluso de los propios estudiantes. En fin, el factor persona no se puede cambiar.

3. Desconocimiento. He visto y asistido a reuniones donde se vende como VT cosas que no lo son. Es difícil enfrentarse a una cantidad de empresas que venden softwares de VT cuando en realidad no sirven o su cometido no es para ello. El apalancamiento sobre el Open-Source es muy positivo, claro, pero no nos las deben colar, después podemos sufrir las consecuencias ante un software que no es lo que se nos prometió.

Marcos Ros dijo...

4. Atomización. La actitud de los profesionales suele ser bastante pasiva. Recuerdo perfectamente a Lara preguntándose en un Visio dónde estaban los profesionales como preguntándose: "Sí, la teoría está muy bien, pero quiero ver nuevas metodologías, nuevas herramientas". Este tipo de silencios, la no circulación de ideas entre los profesionales, la atomización tiene efectos mucho más negativos que positivos, ya que no ayuda en la visibilidad ni de los profesionales ni de la profesión en sí.

5. Dispersión. Un Ingeniero puede estar realizando tareas de VT que puede encontrar someramente aburridas y a los seis meses marcharse de su puesto de trabajo. Yo siempre he dicho que a las personas lo que les gusta es encontrar, mientras que a los documentalistas lo que nos gusta es buscar. Hay mucha gente con distintos perfiles realizando tareas de VT, no es una profesión reglada ni creo que tenga que serlo, pero como todas las profesiones relacionadas con la información los Documentalistas/Bibliotecarios/Archiveros enarbolan la bandera de "nosotros hacemos eso". La pregunta llanamente es: ¿Realmente nos atrevemos?

Encarna dijo...

¡Cuanta razón tenéis todos! Quizás si se constituyera un Colegio Oficial de Documentalistas, se conseguirían muchas cosas.
Me encanta esta profesión, tengo muy claro que me quiero dedicar a ello, pero es verdad, que hoy día, desempleada, ando autoformandome porque es la mejor forma, salvo la de ver y poner en práctica trabajando, de esta capacitada para ello. Cambiaría tantas tantas TANTAS cosas del plan de estudios que tuve...

Anónimo dijo...

¡Ánimo! hay luz después de la universidad, hay poco pero hay trabajo y empresas que ponen documentalistas en sus vidas, hay profesores que enseñan que no solo están las bibliotecas, los archivos e intentan mostrar a sus alumnos que hay empresas especializadas en Documentación, que hay administraciones que entre su plantilla tienen documentalistas ..., ¡ánimo y a seguir trabajando para el reconocimiento de nuestra profesión! un informático no puede hacer nuestro trabajo, ni un periodista, ni un administrativo, porque nosotros somos multidisciplinares y un documentalista sabe los conocimientos necesarios de informática, de periodísmo y de administración, ....

Rosa Pintado Grande dijo...

[1]

Hola a todos,

Desde la Plataforma COABDM, no podemos dejar pasar este debate en IWETEL para enviar un apunte sobre nuestro punto de vista. Intentaremos hacerlo desde un punto de vista positivo.

No queremos entrar en cosas con las que estamos muy de acuerdo, como el potencial que tiene la VT para profesionales de la información como los Documentalistas, pues es uno de los campos con mayor proyección en el mundo de la gestión de información en la empresa y en las instituciones de cara al inmediato presente y al futuro, y por supuesto, como profesionales, damos el perfil.

[1]

Rosa Pintado Grande dijo...

[2]
Apuntar nuestra disconformidad con los sectarismos, vengan estos de donde vengan, en relación con comentarios que se han hecho sobre la separación e ignorancia entre unas ramas profesionales y otras (en este caso algo así como el desprecio de archiveros y bibliotecarios hacia los documentalistas). No estamos de acuerdo y siempre hemos defendido que un grano no hace granero, y que se trata de casos aislados, y en todo caso muy minoritarios. Creemos en un perfil profesional adaptable, múltiple y que puede ejercer en cualquiera de las ramas dependiendo de las trayectorias profesionales individuales y la actitud y aptitud del propio profesional. También creemos firmemente en la realidad de una mayoría profesional, sea de la rama que sea, que valora y respeta al resto de ramas profesionales, y creemos también firmemente en lo común que compartimos.

[2]

Rosa Pintado Grande dijo...

[4]
En nuestra profesión existen a día de hoy, como es sabido, dos colegios (Cataluña y Valencia), así como varias iniciativas procolegio (Murcia, Madrid, Navarra, Castilla La Mancha y Andalucía). En algunas ocasiones, la mayoría, son las propias asociaciones profesionales las que dan un paso más y piden su recorvensión en colegio para un ámbito territorial. En el caso de Madrid no ha sido posible esto, al no contar con asociaciones de ámbito autonómico representativas de las tres ramas profesionales. De este modo, la iniciativa ha partido de profesionales individuales, independientes y provenientes de las tres ramas, organizados y agrupados en torno a esta plataforma en Madrid.

Llevamos más de tres años peleando con las instituciones y las leyes madrileñas para lograr la creación de un colegio en Madrid. En todo este proceso, hemos estado implicados DE FORMA TOTALMENTE VOLUNTARIA. Y hay que señalar que, aunque los apoyos son muchos, en el día a día lo hemos hecho todo entre unas 50 personas y no como nos hubiera gustado, con la implicación directa, y no solo el apoyo, de la gran mayoría de los profesionales madrileños a los que, por otro lado, beneficiará contar con una institución democrática de este tipo que les permita organizarse y poner en valor nuestra denostada profesión, NUESTROS puestos de trabajo…

[4]