Ir al contenido principal

La comunidad blogger

Las personas que escriben blogs forman una comunidad difusa, unida por
lazos débiles, un subgrupo de la gran comunidad de internautas, con algunas
características propias que les proporcionan su peculiar identidad.
Estas comunidades suelen surgir de abajo arriba, sin una figura de liderazgo
que coordine al grupo, pero cada día son más frecuentes las plataformas
donde se presentan juntos blogs que declaran formar una comunidad de
interés.
Cada bloguera o bloguero pertenece a varias comunidades simultáneamente.
José Luis Orihuela, autor del blog eCuaderno.com y profesor de la Universidad
de Navarra, ha analizado la formación de blogosferas. Según él,
los factores básicos que reúnen y delimitan las distintas blogosferas son «la
lengua, el vecindario geográfico y la adscripción temática». Añade a esta
lista el servicio donde se aloja el blog y la adscripción política.
Existe cierta discusión acerca de si existe o no una cultura blogger, pero
es indiscutible que una parte significativa de las blogueras y los blogueros
comparten una serie de valores y de comportamientos:
· Escribir con frecuencia y pasión.
· Leer vorazmente otros blogs.
· Enlazar a otros blogs.
· Citar siempre las fuentes.
· Comentar en los blogs de los demás.
· Escribir en primera persona, en tono conversacional.
· Participar en actividades sociales en la red.
· Debatir y discrepar, manteniendo las buenas formas.
· Aportar valor a la comunidad, sin pedir nada a cambio.

La cultura blogger puede ser vista como una de las subculturas de la cultura
hacker, tal como la caracteriza Pekka Himanen en La ética del hacker21. Para
nuestros efectos, podemos definir hacker como una persona que se dedica
apasionadamente a lo que le gusta, que cree que compartir el conocimiento
es un imperativo categórico y que practica una suerte de individualismo
altruista en red.
Aunque muchas personas que escriben en un blog no comparten estos principios,
la comunidad blogger posee una gran influencia, que nace de su
autoridad moral y del hecho lógico de que quienes más se preocupan de
cuidar de la red reciben más atención a cambio. La mayoría de los blogs
con una audiencia significativa defienden estos principios o, al menos, no
los desafían.


Manual de uso del blog en la empresa. Cómo prosperar en la sociedad de la conversación,
Alberto Ortiz de Zárate Tercero, Infonomia

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Vigilancia Tecnológica en el desarrollo de un producto

LA VIGILANCIA TECNOLÓGICA EN EL DESARROLLO DE PRODUCTOS
LOPÉZ FORNIÉS, Ignacio (1); FERNANDEZ SORA, Alberto (2); MANCHADO PEREZ,
Eduardo (3); AGUSTÍN HERNANDEZ, Luís (4); ZABALA DIEZ, Enrique (5)

Un poco por casualidad, por que no lo estaba buscando, he encontrado este artículo. Me ha parecido bastante bueno, porque bajo mi punto de vista, explica la correlacion entre la VT y el desarrollo de nuevos productos. Un relación que no siempre se tiene en cuenta y que muchas veces no se valora en su justa medida.

Pensar que una empresa, a dia de hoy, se va a meter en un nuevo desarrollo sin haber tan siquiera explorado su entorno más próximo, es un poco ingenuo. El problema, es que este estudio del "Estado del Arte" pocas veces se tiene en cuenta a la hora de valorar el éxito final de un proyecto.

"El proyecto industrial de desarrollo de producto utiliza en las fases iniciales la vigilancia tecnológica para determinación de los objetivos, detectar nuevas ideas, conocer el estado de…

Referencias bibliográficas y fuentes sobre Vigilancia Tecnológica #VTIC

La patente de la Aspirina

Aspirina: la atribulada vida de una celebridad
El Dr. Felix Hoffmann (1868-1946) tenía dos pasiones. Una de ellas (Historia del arte) sólo le reportó gratificaciones personales. La segunda (Química) proporcionó a la humanidad una de sus más famosas invenciones: la Aspirina®.

El Dr. Hoffmann fue un digno heredero de una larga tradición en el alivio del dolor, la cual se remonta miles de años atrás y que tiene su hito moderno en el año 1897, con la síntesis del ácido acetilsalicílico (ASA). Este es el nombre del principio activo de la Aspirina®, que proviene de la palabra latina Salix (sauce), árbol del que los antiguos médicos brujos obtuvieron este principio activo por primera vez.

Siendo aún un campo fértil de estudio para la química moderna y la farmacología, esta "droga milagrosa" tiene muchas otras propiedades aparte del alivio del dolor. Un fármaco para el cáncer, las enfermedades cardiacas, el Alzheimer, los ataques de apoplejía, la infertilidad, la hipertensión y muchas …