jueves, febrero 21, 2008

La comunidad blogger

Las personas que escriben blogs forman una comunidad difusa, unida por
lazos débiles, un subgrupo de la gran comunidad de internautas, con algunas
características propias que les proporcionan su peculiar identidad.
Estas comunidades suelen surgir de abajo arriba, sin una figura de liderazgo
que coordine al grupo, pero cada día son más frecuentes las plataformas
donde se presentan juntos blogs que declaran formar una comunidad de
interés.
Cada bloguera o bloguero pertenece a varias comunidades simultáneamente.
José Luis Orihuela, autor del blog eCuaderno.com y profesor de la Universidad
de Navarra, ha analizado la formación de blogosferas. Según él,
los factores básicos que reúnen y delimitan las distintas blogosferas son «la
lengua, el vecindario geográfico y la adscripción temática». Añade a esta
lista el servicio donde se aloja el blog y la adscripción política.
Existe cierta discusión acerca de si existe o no una cultura blogger, pero
es indiscutible que una parte significativa de las blogueras y los blogueros
comparten una serie de valores y de comportamientos:
· Escribir con frecuencia y pasión.
· Leer vorazmente otros blogs.
· Enlazar a otros blogs.
· Citar siempre las fuentes.
· Comentar en los blogs de los demás.
· Escribir en primera persona, en tono conversacional.
· Participar en actividades sociales en la red.
· Debatir y discrepar, manteniendo las buenas formas.
· Aportar valor a la comunidad, sin pedir nada a cambio.

La cultura blogger puede ser vista como una de las subculturas de la cultura
hacker, tal como la caracteriza Pekka Himanen en La ética del hacker21. Para
nuestros efectos, podemos definir hacker como una persona que se dedica
apasionadamente a lo que le gusta, que cree que compartir el conocimiento
es un imperativo categórico y que practica una suerte de individualismo
altruista en red.
Aunque muchas personas que escriben en un blog no comparten estos principios,
la comunidad blogger posee una gran influencia, que nace de su
autoridad moral y del hecho lógico de que quienes más se preocupan de
cuidar de la red reciben más atención a cambio. La mayoría de los blogs
con una audiencia significativa defienden estos principios o, al menos, no
los desafían.


Manual de uso del blog en la empresa. Cómo prosperar en la sociedad de la conversación,
Alberto Ortiz de Zárate Tercero, Infonomia