lunes, mayo 18, 2009

La vida es un paréntesis entre dos nadas

Se marcha sin recibir los grandes premios de la literatura. Se quedó sin Nobel, sin Cervantes y sin Príncipe de Asturias. Él, que fue eterno finalista. Benedetti tenía una facilidad pasmosa para la poesía. Pero curiosamente su primer éxito editorial fue un libro de prosa, La tregua , que aún hoy bate récords de ventas y cuya película fue finalista del Oscar en la edición que ganó Amarcord, de Fellini. Lo publicó cuando tenía 40 años y cuando creía que toda su vida sería la de un trabajador gris ante una mesa. Antes ya había publicado con buena acogida un libro de relatos Montevideanos y cuatro trabajos de poesía, entre ellos, Poemas de la oficina .
El exilio es otra de las llaves de la biografía de este hombre amable, que nunca tenía una palabra más alta que otra y que siempre estuvo apoyado por Luz López Alegre, su gran amor y compañera de vida. Al tener que abandonar Uruguay, en 1973, se marcha a Argentina, después a Perú y Cuba, para terminar en España, donde establece unos fuertes lazos con la cultura española que durarán para siempre. Su poesías de amor son célebres
Requiem por Mario Benedetti (1920-2009)