Ir al contenido principal

¿Qué me leo, doctor?



 La Fiesta del Libro ofrece entre sus casetas un gabinete de asesoramiento literario muy especial: una caseta de atención primaria, adornada con todo tipo de útiles y enseres médicos en la que los empleados de las bibliotecas municipales, enfundados en batas blancas, extienden recetas sugiriendo lecturas a sus ‘pacientes’. Este ambulatorio cultural cuenta con ‘médicos de cabecera’ generalistas y con ‘galenos’ especialistas en varios géneros literarios, como el infantil, los cómics, los libros de viajes, el terror y el suspense
La Fiesta del Libro que se celebra en los jardines de Méndez Núñez ofrece, además de los puestos de trece librerías coruñesas y actividades paralelas como la manifestación a favor de la lectura que se celebrará esta tarde a las 19.00 horas en el Obelisco, un servicio de asistencia médica muy especial: una caseta de atención primaria en la que los trabajadores de las bibliotecas municipales se transforman en médicos, atienden a los lectores y les recetan el libro indicado para sus necesidades. Entre los facultativos hay una pediatra, que aconseja a los más pequeños; un experto en cómics cuya placa reza Especialista en tías y tíos mazas con mallas; y doctores cuyas Transfusiones de miedo introducen al neófito en la literatura de terror.
La idea de montar una consulta médica, con su gotero, sus probetas, su sala de espera y sus recetas, surgió el año pasado, y debido al gran éxito cosechado, vuelve a ponerse en marcha en esta Fiesta del Libro. "La idea fue muy bien acogida —afirma Belén Solleiro, médico de cabecera de este ambulatorio cultural— porque contamos con especialistas en muchos géneros. Todo el mundo está satisfecho con la iniciativa". Enfundados en sus batas blancas, los médicos escuchan las dolencias de los pacientes y les recomiendan lo más adecuado para sus necesidades. "Mucha gente viene y, al preguntarles que qué les duele, nos responden que el corazón", comenta entre risas la pediatra Emma Chaves, mientras extiende una receta en la que indica el título del volumen, la dolencia a tratar, el nombre del facultativo, y la duración e instrucciones del tratamiento.
Los doctores se enfrentan cada día a desafíos como recomendar lecturas a padres, enamorados y personas que dicen no tener tiempo para leer. Para el que padece mal de amores, los facultativos recomiendan Ámote, de Xosé Carlos Caneiro, o El amor en los tiempos del cólera, de García Márquez, y para los que dicen no tener tiempo para leer, el doctor Iván Serrano aconseja acercarse a la novela gráfica, en concreto a Barrio lejano, de Jiro Taniguchi. Para los más pequeños, las pediatras de la caseta sugieren Tomás y el lápiz mágico, de Ricardo Alcántara, y El mundo al que vienes, de Carmen Queralt
Fuente: La Opinión de A Coruña


Dra. Marta y Dra. Catuxa

Comentarios

Catuxa ha dicho que…
Un año más, gracias por tu visita y la de los pequeños pacientes! :)

Entradas populares de este blog

La Vigilancia Tecnológica en el desarrollo de un producto

LA VIGILANCIA TECNOLÓGICA EN EL DESARROLLO DE PRODUCTOS
LOPÉZ FORNIÉS, Ignacio (1); FERNANDEZ SORA, Alberto (2); MANCHADO PEREZ,
Eduardo (3); AGUSTÍN HERNANDEZ, Luís (4); ZABALA DIEZ, Enrique (5)

Un poco por casualidad, por que no lo estaba buscando, he encontrado este artículo. Me ha parecido bastante bueno, porque bajo mi punto de vista, explica la correlacion entre la VT y el desarrollo de nuevos productos. Un relación que no siempre se tiene en cuenta y que muchas veces no se valora en su justa medida.

Pensar que una empresa, a dia de hoy, se va a meter en un nuevo desarrollo sin haber tan siquiera explorado su entorno más próximo, es un poco ingenuo. El problema, es que este estudio del "Estado del Arte" pocas veces se tiene en cuenta a la hora de valorar el éxito final de un proyecto.

"El proyecto industrial de desarrollo de producto utiliza en las fases iniciales la vigilancia tecnológica para determinación de los objetivos, detectar nuevas ideas, conocer el estado de…

Referencias bibliográficas y fuentes sobre Vigilancia Tecnológica #VTIC

La patente de la Aspirina

Aspirina: la atribulada vida de una celebridad
El Dr. Felix Hoffmann (1868-1946) tenía dos pasiones. Una de ellas (Historia del arte) sólo le reportó gratificaciones personales. La segunda (Química) proporcionó a la humanidad una de sus más famosas invenciones: la Aspirina®.

El Dr. Hoffmann fue un digno heredero de una larga tradición en el alivio del dolor, la cual se remonta miles de años atrás y que tiene su hito moderno en el año 1897, con la síntesis del ácido acetilsalicílico (ASA). Este es el nombre del principio activo de la Aspirina®, que proviene de la palabra latina Salix (sauce), árbol del que los antiguos médicos brujos obtuvieron este principio activo por primera vez.

Siendo aún un campo fértil de estudio para la química moderna y la farmacología, esta "droga milagrosa" tiene muchas otras propiedades aparte del alivio del dolor. Un fármaco para el cáncer, las enfermedades cardiacas, el Alzheimer, los ataques de apoplejía, la infertilidad, la hipertensión y muchas …