viernes, abril 23, 2010

¿Qué me leo, doctor?



 La Fiesta del Libro ofrece entre sus casetas un gabinete de asesoramiento literario muy especial: una caseta de atención primaria, adornada con todo tipo de útiles y enseres médicos en la que los empleados de las bibliotecas municipales, enfundados en batas blancas, extienden recetas sugiriendo lecturas a sus ‘pacientes’. Este ambulatorio cultural cuenta con ‘médicos de cabecera’ generalistas y con ‘galenos’ especialistas en varios géneros literarios, como el infantil, los cómics, los libros de viajes, el terror y el suspense
La Fiesta del Libro que se celebra en los jardines de Méndez Núñez ofrece, además de los puestos de trece librerías coruñesas y actividades paralelas como la manifestación a favor de la lectura que se celebrará esta tarde a las 19.00 horas en el Obelisco, un servicio de asistencia médica muy especial: una caseta de atención primaria en la que los trabajadores de las bibliotecas municipales se transforman en médicos, atienden a los lectores y les recetan el libro indicado para sus necesidades. Entre los facultativos hay una pediatra, que aconseja a los más pequeños; un experto en cómics cuya placa reza Especialista en tías y tíos mazas con mallas; y doctores cuyas Transfusiones de miedo introducen al neófito en la literatura de terror.
La idea de montar una consulta médica, con su gotero, sus probetas, su sala de espera y sus recetas, surgió el año pasado, y debido al gran éxito cosechado, vuelve a ponerse en marcha en esta Fiesta del Libro. "La idea fue muy bien acogida —afirma Belén Solleiro, médico de cabecera de este ambulatorio cultural— porque contamos con especialistas en muchos géneros. Todo el mundo está satisfecho con la iniciativa". Enfundados en sus batas blancas, los médicos escuchan las dolencias de los pacientes y les recomiendan lo más adecuado para sus necesidades. "Mucha gente viene y, al preguntarles que qué les duele, nos responden que el corazón", comenta entre risas la pediatra Emma Chaves, mientras extiende una receta en la que indica el título del volumen, la dolencia a tratar, el nombre del facultativo, y la duración e instrucciones del tratamiento.
Los doctores se enfrentan cada día a desafíos como recomendar lecturas a padres, enamorados y personas que dicen no tener tiempo para leer. Para el que padece mal de amores, los facultativos recomiendan Ámote, de Xosé Carlos Caneiro, o El amor en los tiempos del cólera, de García Márquez, y para los que dicen no tener tiempo para leer, el doctor Iván Serrano aconseja acercarse a la novela gráfica, en concreto a Barrio lejano, de Jiro Taniguchi. Para los más pequeños, las pediatras de la caseta sugieren Tomás y el lápiz mágico, de Ricardo Alcántara, y El mundo al que vienes, de Carmen Queralt
Fuente: La Opinión de A Coruña


Dra. Marta y Dra. Catuxa

1 comentario:

Catuxa dijo...

Un año más, gracias por tu visita y la de los pequeños pacientes! :)