Ir al contenido principal

La Edad de la Inocencia

Via Escolar.net:
Hubo un tiempo en el que la radio fue tan libre como ahora es Internet y en las ondas no había ni Dios ni amo. Todas las emisoras eran piratas, pues no había ninguna legal. No hacía falta una licencia para emitir y cualquiera que tuviese el dinero necesario para comprar los aparatos podía proyectar su voz en el espectro electromagnético. Así fue hasta que el Titanic se hundió, en 1912.

Nadie escuchó a tiempo el S.O.S que envió el buque tras chocar con un iceberg y la comisión de investigación del Congreso de Estados Unidos culpó en parte de ello a las interferencias que provocaban las radios amateurs. Ese mismo año, apenas unos meses después del hundimiento del trasatlántico insumergible, Estados Unidos impulsó la primera regulación para controlar la radio, que después adoptaron otros países. Desde entonces, hace falta una licencia del estado para poder emitir. En 1912, el número de emisoras en Estados Unidos disminuyó de varios miles a unas pocas decenas. La radio pasó la edad de la inocencia. ¿Le toca ahora a Internet?

Comentarios

Entradas populares de este blog

El paso del tiempo en #VTIC

A lo largo de los años, y basándome en mi experiencia, hay cambios en las empresas que trastocan tu manera de organizar la Vigilancia Tecnológica. Los departamentos de IC-VT que llevan años establecidos, van evolucionando poco a poco con la empresa. Pero a veces, se genera un cambio tan radical dentro de ella (fusión, compra, venta, cambio de gerencia...) que de repente te das cuenta que la organización que tenias ya no es operativa. Han cambiado departamentos, personas con poder de decisión, se han unido áreas, otras han desaparecido...Y aunque tu mientras tanto, sigues realizando las mismas labores que antes, hay un punto donde ves que ya no funcionan.

Es es momento de replantearte la organización y los flujos de información de tu sistema. Y lo mejor es empezar desde el principio. Bueno, realmente, principio no es, porque ya partes de una experiencia que hace años no tenias.

¿Cual es la mejor manera de conocer y analizar las necesidades de los usuarios?

¿Cual es la mejor manera de d…

La patente de la Aspirina

Aspirina: la atribulada vida de una celebridad
El Dr. Felix Hoffmann (1868-1946) tenía dos pasiones. Una de ellas (Historia del arte) sólo le reportó gratificaciones personales. La segunda (Química) proporcionó a la humanidad una de sus más famosas invenciones: la Aspirina®.

El Dr. Hoffmann fue un digno heredero de una larga tradición en el alivio del dolor, la cual se remonta miles de años atrás y que tiene su hito moderno en el año 1897, con la síntesis del ácido acetilsalicílico (ASA). Este es el nombre del principio activo de la Aspirina®, que proviene de la palabra latina Salix (sauce), árbol del que los antiguos médicos brujos obtuvieron este principio activo por primera vez.

Siendo aún un campo fértil de estudio para la química moderna y la farmacología, esta "droga milagrosa" tiene muchas otras propiedades aparte del alivio del dolor. Un fármaco para el cáncer, las enfermedades cardiacas, el Alzheimer, los ataques de apoplejía, la infertilidad, la hipertensión y muchas …

Referencias bibliográficas y fuentes sobre Vigilancia Tecnológica #VTIC