martes, septiembre 05, 2006

Einstein y el frigorífico

Leo en Tecnología Obsoleta una interesante historia sobre Einstein, Szilard y el taller de refrigeradores.

(...) Einstein leyó una noticia en el periódico que le llamó la atención. Al parecer, un trágico suceso había sucedido poco tiempo antes, cuando varios miembros de una familia habían muerto, de noche, a causa de una fuga de gas procedente de un frigorífico. No era la primera vez que algo así sucedía, en los años veinte la mayoría de los frigoríficos utilizaban como refrigerante gases altamente tóxicos, como el amoniaco o el dióxido de azufre.

Eintein se pregunto si no habría una forma más segura de construir un frigorífico. Szilard recogió la idea y, ambos, se dedicaron durante un tiempo a diseñar una máquina refrigeradora (...)

(...)Los dos genios idearon algo diferente y, además, la pericia burocrática que Einstein había desarrollado en su trabajo como inspector de patentes, hizo que lograran hacerse con varias patentes en poco tiempo. Corría el año 1926 y Albert, junto a Leo, ya habían patentado tres sistemas frigoríficos, basados en otros tantos principios físicos, a saber, había uno de difusión, otro de absorción y uno electromagnético, todos ellos completamente herméticos y sin partes móviles. Al poco tiempo, tras tener todos los papeles en regla, Szilard tentó a la industria y, tras algunos problemas con los contratos, fue la compañía sueca AB Electrolux la que compró la patente del modelo de absorción por más de tresmil marcos (...)

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.